agosto 08, 2022

La corrupción sigue enquistada en las altas esferas de AMLO: Anaya

La corrupción sigue enquistada en las altas esferas de AMLO: Anaya

Redacción/Canal 12 Quintana Roo

CIUDAD DE MÉXICO.- En un nuevo video, Ricardo Anaya niega que en México se haya acabado la corrupción, como asegura el presidente, y descalifica la asistencia de López Obrador a la ONU, el próximo 9 de noviembre, para abordar ese tema.

Solo “en el mundo alterno en el que vive López Obrador” ya se acabó la corrupción, dice Anaya, y cuestiona: “¿De veras? ¿Ya no pide mordida ningún policía en el país? ¿A ver, para ningún trámite en el último año te han pedido dinero?

Anaya desmiente la “fórmula mágica” del presidente de “barrer las escaleras de arriba para abajo” para acabar con la corrupción. Al contrario, los hechos demuestran que la corrupción sigue enquistada en las más altas esferas del gobierno, y para muestra Anaya alude a “las casas de Bartlett y de Irma Eréndira”, a “los contratos de su prima Felipa” y, señaladamente, a “los videos de su hermano Pío López Obrador y los de su otro hermano Martín López Obrador recibiendo fajos de dinero en efectivo”. “También es corrupción proteger a Lozoya y perseguir a los opositores”, abunda Anaya.

Tras aludir a la más reciente publicación de “The World Justice Project”, en la que “solo hay cuatro países con más corrupción que México”, Anaya concluye que “es de lo que menos puede presumir López Obrador en el mundo”, por lo que su visita a la ONU resulta una farsa.

“Ya nomás falta que ahí, en la ONU, aparezca primero Nicolás Maduro hablando del crecimiento económico y la prosperidad en Venezuela; que siga Díaz Canel, sobre democracia y derechos humanos en Cuba; y que cierre López Obrador, hablando de combate a la corrupción, con una presentación que muestre los videos de sus dos hermanos recibiendo lana en efectivo”, ironiza Anaya.

Argumenta que “está claro qué es lo que ha funcionado en otras partes del mundo”, como el “énfasis en la prevención, castigar con severidad, recompensar el buen comportamiento y usar la tecnología para supervisar”.

“El problema de la corrupción sí tiene solución. No nos tenemos que resignar. Pero el camino no es el de las palabras huecas, el camino son las instituciones, los contrapesos y, sobre todo, la verdad como medida de la vida pública”, finaliza Anaya.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: